Volver a los detalles del artículo El contrato entre YPF-Chevron: desdibujando lo público, lo privado y lo estatal